Hoy he querido hablar de uno de los mayores casos de la ufología mundial en el que los acontecimientos sugieren logros reales y cuyos testimonios siguen vivos. Quiero hablar del incidente en Varginha, una ciudad del interior del estado de Minas Gerais, Brasil. Todos hemos oído hablar del conocido caso Roswell que ocurrió en los EE.UU. en junio de 1957 en Nuevo México, donde una nave alienígena se habría estrellado con su tripulación en ese lugar.

El incidente de Varginha en Brasil es de la misma naturaleza, pero aquí la diferencia es la participación de un gran número de personas en el evento y la falta de capacidad del gobierno brasileño para lanzar una campaña a gran escala de secreto y desinformación para ocultar los hechos a la sociedad, algo que los americanos saben hacer muy bien con los grandiosos medios de que disponen.

Además, tenemos un factor muy cultural: el brasileño no sabe guardar un secreto y por naturaleza no teme las amenazas de sus «autoridades», es un subversivo nato. Toda esta conjunción hizo posible que el incidente se filtrara ampliamente a la prensa, y las personas involucradas hablaron abiertamente a pesar de los intentos de intimidación. Y la mayoría de los testigos que dijeron absolutamente todo lo que sabían fueron precisamente los militares que participaron en las operaciones.

Con esto, el incidente de Varginha es sin duda uno de los casos más documentados (¡o quizás el primero!) que existe.

Podemos garantizar que sólo no tenemos una foto del ser o entidad rescatada porque, en el último momento, se sabe que los estadounidenses interfirieron y, en virtud de un acuerdo militar con el gobierno brasileño, pudieron llevarse el cuerpo y los escombros. Aún así, el daño ya estaba hecho y todos nos enteramos de los acontecimientos que empezamos a contar, de forma resumida, porque es imposible tratar en un artículo breve todos los sucesos.

Varginha, en el Sur del estado de Minas Gerais, Brasil.

Volvimos atrás en el tiempo, al año 1996. Era el 20 de enero, todo parecía normal en esa ciudad del interior de Brasil, en el estado de Minas Gerais. Sin embargo, algo cambiaría para siempre la historia de ese lugar: la caída de un OVNI y la captura de su tripulación no humana. No obstante, el evento comenzó unos días antes.

El 13 de enero, los residentes locales comenzaron a reportar la presencia de luces extrañas en los cielos de la ciudad.

El día 20, alrededor de la 1:30 de la madrugada, un par de granjeros: Eurico Rodrigues de Freitas y Oralina Augusta de Freitas se asustaron con el ganado corriendo de un lado a otro. Vieron un objeto volador, de color gris con forma de submarino, del tamaño de un minibús, volando sobre los pastos de la granja que cuidaban. El objeto no hizo ningún ruido y emitió un humo blanco. El extraño objeto voló sobre la propiedad durante 40 minutos y, aparentemente roto, se dirigió al Jardim Andere, un barrio de Varginha.

Descripción del OVNI de acuerdo con la pareja de granjeros

A las 8:30 a.m. algunos niños comenzaron a reportar la presencia de un ser de aspecto inusual que lloraba, desconcertado. La criatura está en un barranco. Frente a eso, los residentes activan el departamento de bomberos local para capturar lo que pensaban que era un animal.

Barranco donde la criatura fue capturada

Entre las 10:30 y las 11:00 – Los bomberos suben el barranco con la criatura en una red, la ponen dentro de una caja de madera y la cubren con una lona. Un camión del ejército ya estaba en la escena. La caja se coloca dentro de este camión y va a la Escuela de Sargentos de Armas, situada en la ciudad cerca de Três Corações. El coche de los cuatro bomberos y otro coche compuesto por el Mayor Maciel y otro bombero que llegó más tarde a la captura, regresan al cuartel de Varginha. Al llegar al cuartel, el material utilizado (guantes, redes, etc.) por los captores es incinerado y desechado. Un testigo civil, llamado João Bosco Manoel, que asistió a la operación y confirmó algunos detalles de esta captura y añadió que sintió un fuerte olor a amoníaco.

Reconstitución de los hechos conforme los relatos de los testigos

A las 15:30 se produce el encuentro más sorprendente: tres jóvenes Kátia Andrade Xavier, Liliane Fátima da Silva y Valquíria Aparecida da Silva observan la segunda criatura. El avistamiento tiene lugar en la calle Benevenuto Brás Vieira, junto al número 76. Informan haber visto una criatura fea, baja, de piel roja y con tres protuberancias en la cabeza, como cuernos. Tenía la piel grasosa, como una rana, ojos marrones y rojos. Emitía un sonido como el zumbido de las abejas y también podían oler el amoníaco o algo parecido a un huevo podrido. Dijeron que sonaba como el diablo. Con miedo, salieron corriendo y gritando.

Las tres chicas donde encontraron el ser , testigos clave en el evento.
retrato hablado de la criatura

Tengan en cuenta este hecho, porque estas tres chicas fueron los testigos civiles más cercanos a una de las criaturas. Son personas clave en el evento.

20/01/1996 – 20:00 – Marco Eli Chereze y su compañero, de la Policía Militar, capturan a la cuarta criatura y la llevan a un Puesto de Salud. El médico se niega a recibir al paciente extraño y lo guía para llevarlo al Hospital Regional, porque tiene más equipo y recursos. La criatura es llevada al Hospital Regional y los empleados, pacientes y visitantes son testigos de todo el extraño movimiento.

21/01/1996 – 01:30 – Después de ser examinada por los médicos y bajo vigilancia militar, la criatura es trasladada del Hospital Regional al Hospital Humanitas, porque los dos hospitales estaban bajo la administración del mismo responsable, Adilson Usier Leite.

Lo que sigue es el traslado de las criaturas a las bases militares cercanas y su posterior traslado a la prestigiosa Universidad de Campinas – UNICAMP, ya en el estado de São Paulo el 23 de enero. Allí habrían sido entregadas al reconocido forense Fortunato Badan Palhares, quien junto con el Dr. Konradin Metz y un equipo de médicos (cada uno en su especialidad) comenzó el trabajo de necropsia y los experimentos con uno de los seres aun vivo.

El prestigioso médico forense doctor Badan Palhares de la UNICAMP

El 25 de enero se informa de la llegada de funcionarios de la agencia espacial estadounidense NASA a la UNICAMP.

Lo que se reporta después es que tanto las criaturas como los restos del objeto volador fueron llevados por personal militar estadounidense a los Estados Unidos, porque se acordó un convenio de cooperación militar entre los gobiernos estadounidense y brasileño, en el que además de la transferencia de tecnología militar habría acceso desde Brasil a investigaciones relacionadas con los seres y la nave.

En los meses siguientes el movimiento continuó extraordinario en la ciudad, con el continuo avistamiento de otros OVNIS, se especula que estaban buscando a su compañero estrellado. Comenzaron a ocurrir extraños eventos en todas partes, como la muerte de algunos involucrados en la captura de los primeros seres en circunstancias inexplicables, la muerte de animales del zoológico local y el avistamiento de más criaturas igual que las primeras capturadas.

El 11 de mayo, el prestigioso doctor John Mack, profesor de psiquiatría en la Escuela de Medicina de Harvard, visita Varginha para analizar clínicamente a las tres chicas que vieron a una de las criaturas. Su conclusión es que las chicas y la dueña Terezinha Clepf (otra señora que vio una de las criaturas en el zoológico de la ciudad) están traumatizadas y, de hecho, vivieron una experiencia real.

El doctor Mack con las chicas que vieron un de los seres

Este es un pequeño resumen de una enorme cadena de acontecimientos que tuvieron lugar en los meses siguientes, la intención es trazar el comienzo de los acontecimientos que culminaron en una avalancha de información publicada abiertamente. El incidente de Varginha simplemente no fue contenido, los militares hablaron sin miedo, los testigos expusieron todo lo que sabían ignorando cualquier intento de intimidación y todo salió a la luz, sin más.

Ante un caso tan grande, las autoridades brasileñas comenzaron a reaccionar tarde para tratar de limitar los daños que la divulgación completa del incidente podría causar en todo el mundo. Al final, si todo se hiciera público, se demostraría no sólo que hay vida más allá de lo humano, sino que también, y quizás de manera más impactante, estaría aquí entre nosotros. ¿Cuáles son las consecuencias? ¡Increíble!

¿Y qué ha hecho el gobierno brasileño? Bueno, como no podía negar las cosas extrañas ya que en «Terra Brasilis», y hablo con conocimiento, nada es secreto y la gente es insumisa por naturaleza (algo que todo el mundo debería ser un poco) simplemente empezó a hacer bromas y ridiculizar, queriendo transmitir la idea de que todo y todos estaban locos, delirantes. Era así de simple.

Sin embargo, el caso continúa sin cesar y a lo largo de estos años y cada vez más cosas se están revelando sobre la base de las decisiones de los tribunales y la Ley de Acceso a la Información. Es posible que en los próximos años se divulgue toda la verdad y aquí, es una opinión personal, tendremos por primera vez pruebas concretas de que hay vida o seres inteligentes además de nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *